Cosas de mi Tierra

Cosas de mi Tierra

sábado, 16 de mayo de 2015

Nací en Caracas en 1953, de padre tachirense y madre larense. Desde niña me gustó dibujar y soñaba con pintar con boina y caballete; sin embargo, más adelante pudo más el amor por la Biología  y mi mayor aspiración fue convertirme en bióloga. Este deseo fue interrumpido debido a que el año 1970, cuando me gradué de bachiller, la Universidad Central fue cerrada por el gobierno. Año glorioso, sin embargo, pues fue entonces que ingresé al taller de dibujo y pintura de Josefina Castellanos, gran artista española, de obra fuerte, de grandes formatos y grandes pinceladas. Fue excelente maestra y tuvo gran influencia sobre mí.
      Al año siguiente comencé a estudiar Química en la Universidad Simón Bolívar, cambiándome a Biología al abrirse esta carrera. Seguí pintando paralelamente, y en esa época expuse en tres colectivas: el I Salón de Artes Plásticas USB (1974), 1er. Salón de Pintura Mobil (1975) y en la muestra  “Nuevos Valores de la Pintura en Venezuela” ,en la Galería Michelena ( 1977).  Las exigencias de los estudios eran muy fuertes, así que me ví en la disyuntiva de escoger una de las dos alternativas, decidiendo terminar los estudios universitarios. Finalmente, en 1979 logré mi sueño de ser bióloga. Inmediatamente me casé y luego al venir los hijos, dejé también la profesión para dedicarme a mi familia. 
      
      En 1999, sentí la urgente necesidad ,después de tantos años, de volver a este medio de expresión que Dios me ha dado, para tratar de comunicar el amor que siento por la naturaleza y en especial  la de este país, Venezuela, donde cada rincón, cada flor, cada rostro, es fuente inagotable de inspiración. Expuse individualmente en la Biblioteca Paul Harris, con bastante éxito, ya que la crítica fue buena y además las ventas me permitieron cubrir todos los gastos de la exposición.

      En 2001 fui invitada por la Universidad Simón Bolívar, para participar en el proyecto "LA Magia del Arte en la Biblioteca", exponiendo ese año en los ambientes de estudio de dicha universidad, en el marco de su 32 aniversario. En el año 2003 participé en la colectiva "Divina Pastora de Siempre" en la Sala Juan Carmona de El Impulso de Barquisimeto. Ese mismo año, me fueron admitidas dos obras en el Primer Salón de Artes Plásticas, en la Galería de Arte de la U.S:B. 

      Hoy, la pintura para mí no es un pasatiempo, es una necesidad, un alimento para mi espíritu y pienso que nunca es tarde en la vida para lograr lo que queremos, mucho menos en el arte.

1 comentario:

  1. No sabía que habias tenido tanta trayectoria; que bueno enterarme asi de sorpresa. Tantas obras que me hacen viajar en el tiempo y estar en casa de los abuelos otra vez... los extraño un montón. Felicidades Mari, un beso.

    ResponderEliminar